Sistema Educativo

El estilo educativo del Instituto Salesiano de Formación es el de Don Bosco y su Sistema Preventivo

El criterio preventivo

El sistema preventivo es la síntesis de la vivencia espiritual y educativa. Es el arte de estar siempre con los jóvenes, amarlos y conocerlos personalmente; arte del corazón de quien sabe hacerse amar.

“Este sistema se basa plenamente en la razón, en la religión y en el amor” (Don Bosco).

En el Sistema Preventivo, las relaciones entre todos los miembros de la Comunidad educativo-pastoral se cultivan de manera particular. Se trata de establecer relaciones “de amistad fraterna, de empatía, de gustar lo que el otro gusta, de sufrir lo que el otro sufre, de tratar al otro con amabilidad, como si cada uno fuera exclusivo y único”. Don Bosco nos pide una relación personalizada con los jóvenes: él personalmente se preocupaba por cada uno de sus muchachos.

El ambiente educativo

Una de nuestras características es la familiaridad en el trato. Este ambiente sostiene el compromiso educativo evangelizador y desencadena actitudes típicas en nuestros alumnos como la alegría y la espontaneidad.

Don Bosco quería que en sus ambientes cada uno se sintiera como en su propia casa. La casa salesiana se convierte en familia cuando el afecto es correspondido y todos se sienten aceptados y responsables del bien común.

En un clima de mutua confianza y de perdón diario, se siente la necesidad y la alegría de compartirlo todo, y las relaciones se regulan no tanto recurriendo a la ley, sino por el movimiento del corazón y la fe.